Los más vendidos

Información

Fabricantes

Promociones especiales

Proveedores

No hay proveedores

Todo lo que debes saber para elegir tus zapatillas de running

Todo lo que debes saber para elegir tus zapatillas de running

Con la llegada de la primavera intensificamos nuestro entrenamiento en el asfalto, por eso te damos 10 consejos para ayudarte a buscar tu zapatilla perfecta:

1. Analiza tu pisada. Si eres pronador (giras el tobillo hacia el interior del pie durante la pisada) o supinador (cuando giras el tobillo hacia el exterior) lo más indicado es que elijas una zapatilla neutra, perfecta para pisadas neutras y con posibilidad de poner una plantilla para personalizarlas en cada caso.

Ten en cuenta que todos los modelos de zapatillas vienen preparadas con altura de empeine suficiente y plantilla extraible.

2. Define tu arco del pie. Es muy fácil, estudia tu huella y si tu arco del pie es bajo o plano necesitas una zapatilla diferente a si tu arco es alto.

3. Elige la talla que necesitas. Un truco rápido es dejar la anchura de un dedo entre tu dedo más largo del pie y el final de la zapatilla, así evitarás rozaduras y ampollas.

4. Define cuál es el terreno por el que habitualmente corres. Si es por asfalto debes de recurrir a zapatillas con una amortiguación más blanda, pero si corres por la hierba necesitas mayor estabilidad y agarre en la suela.

5. Elige una zapatilla transpirable. Las zapatillas están microperforadas y son perfectas para todo el año. Aunque las marcas comercializan zapatillas especiales para repeler el agua, estas pierden transpirabilidad por lo que no son muy aconsejables en nuestro clima donde no es muy frecuente la lluvia.

6. Elegir una zapatilla de peso ligero mucho más cómodas y manejables. Como referencia la media de peso para una talla 44 ronda los 290 gramos.

7. Ten en cuenta tu peso corporal. Ya que las zapatillas de running definen rangos de peso recomendados en función de la estabilidad y la amortiguación que se necesita. Por ejemplo si pesas 65 kilos deben de ser ligeras y con menos amortiguación, si pesas más de 90 kilos necesitas más acolchamiento para tener una amortiguación mayor.

8. Hazle un test a tus viejas zapatillas. Cada zapatilla tiene sus kilómetros definidos pero la mejor prueba de que debes decirles adiós es cuando empiezas a notar que no absorbe el impacto y son tus músculos lo que empiezan a soportar mayor presión.

9. También tienes que tener en cuenta cuestiones de salud relacionadas con tu posibilidad de lesión crónica o puntuales. Como por ejemplo si eres propens@ a torceduras necesitas un calzado con más estabilidad o si sufres calambres o sobrecargas en los gemelos es aconsejable utilizar zapatillas con drop alto (con mayor diferencia de altura entre el talón y la zona delantera del pie).

10. Y nuestro último consejo: utiliza unos calcetines técnicos que aportan zonas acolchadas, costuras superplanas que evitan rozaduras, zonas de comprensión que reactivan la circulación de la sangre durante la carrera y tejido transpirable que mantiene el pie siempre seco.


Y siempre cuenta con la ayuda de nuestros expertos, tenemos la mejor zapatilla de running especial para ti.